Ventosas

Sesiones sólo de ventosas: $ 40

La ventosa es una práctica antigua realizada en muchas partes del mundo. Las ventosas pueden realizarse sin la acupuntura para los pacientes que no quieren el tratamiento con agujas. Ponemos copas de cristal, por lo general en la espalda (también puede ser en otras áreas), encendemos un algodón previamente empapado en alcohol y lo introducimos en el interior de la ventosa de cristal por un breve segundo. Una vez que se retira el fuego, la ventosa se coloca en el paciente. La combustión del oxígeno crea un vacío de aire dentro de la ventosa que al colocarla sobre la piel hace que se pegue a ella y que la succione. Si se ha aplicado aceite, las ventosas se pueden mover alrededor del cuerpo del paciente a lo largo de los músculos, los meridianos o en puntos específicos. La ventosa se puede utilizar para aliviar dolor, desintoxicar el cuerpo o para ayudar a "liberar" un resfriado, tos o fiebre del cuerpo.